Instalación

Paneles radiantes  están diseñados para colocarlos en los techos y de este modo el funcionamiento alcanza mayor efecto de radiación por infrarrojo.

La instalación de los paneles tanto interiores como exteriores es muy fácil. Cada modelo lleva un kit de montaje con las instrucciones para techo técnico tipo Armstrong®, para techos planos de escayola, Pladur®, o de yeso. Los paneles pueden ser colocados por personal no cualificado, siempre que se sigan las indicaciones y los consejos que se apuntan en el folleto de instalación.

Las placas permiten su control manual o automático.

Manualmente: se conecta atravesó de los termostatos de ambiente por cable o inalámbricos, o cronotermostatos programables que se ponen en el circuito de las placas para que se conecten cuando sea necesario y se apaguen automáticamente cuando se alcance una determinada temperatura. Los termostatos o cronotermostatos se colocan en la pared dentro de la zona de irradiación de las placas y de forma que sean fácilmente accesibles para el usuario, se recomienda la instalación en cada zona calefactable para que se pueden programar las temperaturas que se desean tener en las distintas horas del día o de la noche y se pueden programar para cada día de la semana si se desea.
Control automático: se realiza a través del sistema de domótica o mediante su conexión a relés integrados con los sensores de la vivienda.

Se puede instalar en los lugares como:

* Viviendas y oficinas
* Tiendas y locales comerciales
* Locales de ocio, cultura y belleza
* Hoteles, restaurantes y bares
* Fabricas, talleres, almacenes y naves industriales
* Invernaderos, establos
* Y muchos más.

En pocos minutos después de encender paneles infrarrojos la sensación de calor es casi inmediata, incluso en una habitación muy fría. Este tipo de calor tiene un efecto calmante en los músculos y estimula la circulación de la sangre, lo que proporciona un confort térmico, mucho mayor que otros sistemas de calefacción tradicional como radiadores o bombas de calor. Es completamente silencioso, sin olor, no genera ruido ni vibración.