Qué ahorros proporciona el sistema - calefacción por infrarrojo

Ahorro y beneficios.

Calefacción por infrarrojos representa del 30 al 50% ahorro respecto a otros sistemas similares. En grandes locales o naves industriales el sistema calienta únicamente los puestos de trabajo sin calentar el aire en todo el volumen del espacio, pudiendo elegir la temperatura dependiendo de la actividad que se realice.
En pocos segundos se consigue el calor en inmediato sin ningunas perdidas (instalación de tuberías, chimeneas, etc.…) se permite conexión de las placas mediante interruptor o automáticamente mediante sensores de presencia.

Los paneles infrarrojos resultan mucho más económicos debido a los materiales que acumulan el calor y posean el único sistema refractario. Estos materiales reducen a la mitad el tiempo de conexión a la red eléctrica y asimismo este sistema consume entre 30 a 50% menos de energía eléctrica frente a otros dispositivos similares.
Totalmente silencioso al no disponer partes móviles y sin vibraciones.

* Mejora el estado de personas alérgicas (no mueve el aire, no levanta el polvo).
* Mantiene la humedad relativa del aire, por lo que no reseca las vías respiratorias.
* Fortalece el sistema inmunológico
* Reduce los síntomas en los procesos de asma infantil.

Radiación infrarroja fue utilizada en medicina desde el siglo XIX con problemas de articulaciones, traumatismos, mejoras vasculares, sistema inmunológico, etc.

No sin razón, el calor infrarrojo se utiliza en incubadoras para recién nacidos, estimula nuestro sistema circulatorio especialmente los vasos capilares en nuestro torrente sanguíneo y por lo tanto el efecto de “Los pies fríos” tan problemático para las personas con trabajos sedentarios, desaparece sin dejar rastro.

Beneficios para la salud:

No provoca la circulación de aire, evitando así el movimiento de polvo y ácaros, por lo tanto está especialmente recomendado para las personas con asma o alergias.

No reseca el aire y así no afecta al sistema respiratorio.

Evita la formación de los hongos, ya que mantiene las paredes secas y calientes.

Mejora la circulación sanguínea y en consecuencia tiene un efecto positivo en la oxigenación de las células.

Posee el efecto calmante en todo tipo de lesiones musculares, tendones, dolores reumáticos, artrosis o artritis.

– Tiene propiedades bioestimulantes y mejora el sistema inmunológico.

Ahorros adicionales por su rápida y fácil instalación sin obras.

¡No debemos confundir la radiación infrarroja con la dañina radiación ultravioleta!.